Conéctate

Columna

Sólo esperamos que el sueño del estadio no se vuelva pesadilla

El sueño de volver a ver fútbol profesional o que las graderías del histórico estadio Campeones del 36 se vuelvan a llenar para alentar al Alianza Atlético o algún equipo de Sullana que nos represente en la Copa Perú, empezó hoy.

Aunque la ceremonia de la entrega de terreno me hizo acordar a la que realizó Bardales con su tribuna preferencial que hoy sigue abandonada, espero como buen sullanero que no sea un mal augurio.

Pancartas por aquí, fotitos por allá y una portátil que gritaba a cada rato el nombre del alcalde de Sullana hacían evocar lo que pasó en el 2007. Sin embargo, reconocemos que no está en campaña de reelección, pero si es justo el reconocimiento porque a pesar de los opositores continuó con su idea de apoyar el deporte.

El señor Carlos Cunya, de quien se dice que tiene varias obras en Sullana, tendrá la semejante responsabilidad de hacer realidad el sueño de todos los amantes del fútbol en Sullana o tal vez de quedar en la historia como los representantes del Consorcio del Norte, quienes nos dejaron sin estadio y sin coliseo Cerrado.

Son 180 días, según el expediente técnico, en los que se debe concluir la tribuna y esperamos que los representantes  del Consorcio Pacífico no callen ni sean cómplices si algo está mal. El estadio Campeones del 36 es de Sullana y es parte de su historia.

Hoy comenzó el sueño y esperamos que en el mes de marzo o en abril del 2018, a más tardar, escribir con mucha alegría que la promesa que se hizo en campaña política es una realidad.

También, como buenos sullaneros, nos comprometemos a seguir fiscalizando como lo hemos hecho desde el día que se anunció la construcción el pasado 4 de noviembre del 2016.

1 comentario

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Columna