Conéctate

Sullana

Payaso sullanero, quien también destacó en el fútbol, llevó alegría a limeños en época del COVID-19.

En esta época de emergencia, cuando la población siente miedo por la pandemia, el sullanero Edwin Armando Cienfuegos Azabache dejó por un momento su traje militar para ponerse su traje de payaso y llevar alegría a la población de Lima.

El SO 1 de la Primera Brigada Multipropósito del Rimac, quien proviene de la familia de “Los Huesitos” del Barrio Buenos Aires, también destacó en el fútbol chirense y estuvo a punto de jugar en Alianza Atlético de Sullana.

El sullanero, quien llegó al lugar donde está gracias al fútbol, recordó sus inicios en el y el año que llegó a la etapa departamental de la Copa Perú con el equipo del Alianza Miraflorino.

“Me inicie a los 15 años jugando por el equipo de Tercera División del Sport Santa Teresita, donde luego Javier Silva Coloma me trajo al equipo de Acción y luego con el Nacional subí a Primera División”, evocó el payamilitar.

Cienfuegos Azabache

Tras el ascenso, jugó en el equipo de Haya de la Torre de su querido barrio Buenos Aires para luego dar el gran salto al equipo del Grau de Mallaritos, donde aquel entonces el presidente era Fernando Brosard.

“Se armó un gran equipo y llegamos a la etapa departamental de la Copa Perú. Luego el equipo quedó eliminado y pase a reforzar al Estudiantes Miraflorinos de Bellavista, donde un militar de Lima me vio jugar y me hizo pasar unas pruebas en Lima”, sostuvo el payaso.

“Le consulté a mi padre y me dijo que aproveche la oportunidad. Gracias a Dios fui bien orientado y acepté irme a probar a Lima, donde ingresé como deportista calificado en aquel equipo que lo tenía a cargo Julio “El Coyote Rivera”, sostuvo el sullanero.

“Recuerdo que llegué con mis zapatillas venus, envueltas en una bolsa negra. Mientras el resto llegaba con sus chimpunes. Yo me resbalaba, pero el entrenador vio que tenía oficio y me quedé. Jugué la Liga de Chorrillos y también me recibí en el Ejército”, agregó Cienfuegos.

 

Cienfuegos también jugó en Querecotilo y Sullana

ALIANZA ATLÉTICO

En el año 2000, antes de jugar la departamental de la Copa Perú y cuando Alianza Atlético de Sullana no iba bien en el torneo, realizaron una convocatoria con los mejores jugadores de la región y quedó entre los 30 seleccionados.

“Quedamos 30 y entrenábamos todos los días hasta que llegó Ramón Quiroga con su gente y sacó a varios sullaneros”, sostuvo Cienfuegos.

REGRESO A SULLANA.

En el 2005, Cienfuegos fue asignado a Sullana y su pasión por el futbol lo hicieron que vuelva a pisar las canchas. En el 2005 jugó en el Santos de Querecotillo que era dirigido por Ángel Maradona Barrios y quedó subcampeón.

Luego pasó por Santa Rosa de la Horca, Barrio Sur y el Boys Fátima de Querecotillo. “Recuerdo que en el partido del Boys Fátima y Santa Rosa Rosa, donde ambos jugaban la baja, los brujos de La Horca me hicieron daño y tenían una fotografía mía con ajíes en los ojos”, recordó el payaso.

Finalmente, antes de regresar a Lima, jugó en el equipo de El Obrero y luego fue asignado a Haiti en la misión de los cascos azules. Aquí cumplió su año de servicio y regresó a Lima para quedarse en la 1 Brigada Multipropósito del Rimac hasta la fecha.

 

 

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Sullana