Conéctate

Sullana

Edgardo Ramos, más de 27 años manteniendo verde el gramado del Campeones del 36.

Detrás de cada escenario deportivo son muchas las historias que se esconden y son pocos los personajes que están presentes para contarlas y es allí donde surge la figura del humilde servidor Edgardo Ramos Mendoza, quien en sus 27 años en el estadio Campeones del 36 tiene la dicha de tener grandes amigos futbolistas que hasta ahora lo recuerdan con mucho aprecio.

Corría el año 1993, cuando el buen “Ramitos”, como es conocido cariñosamente en el mundo deportivo, ingresó a trabajar en el área de Limpieza Pública de la Municipalidad Provincial de Sullana, donde un año después fue asignado al estadio Campeones del 36.

“Al año siguiente  Carlos Benavides (Actual Inspector de Canchas deportivas a nivel nacional) tenía a cargo el Campeones del 36 y nos capacitó para que se pueda mantener verde el gramado. Desde allí inicié mis labores, donde incluso me llamaron de Lancones, Miguel Checa y Bellavista para acondicionarles el campo deportivo y así Alianza Atlético de Sullana pueda jugar de local mientras el Campeones estaba inoperativo”, evocó Ramos.

 

Ramos recibe reconocimiento de la Liga Distrital

Durante sus años en el templo deportivo de Sullana, son innumerables las anécdotas que ha pasado junto con la gente de Alianza Atlético, donde lo que más recuerda fue el buen gesto que tuvo el entonces arquero churre Gustavo Roverano, quien agasajó a todos los trabajadores del estadio  y les dio regalos en ropa deportiva.

Otras de los recuerdos, que trae a la mente el buen “Ramitos”, es las tardes que pasaba junto con los equipos de Teddy Cardama, quien para el entrenador, el personal del mantenimiento del campo deportivo también era parte de la familia.

“Tenía el grupo unido y todos eran importantes. Es un excelente técnico y esperamos que le devuelva al Alianza Atlético el lugar que les pertenece”, sostuvo Ramos sobre la llegada de Teddy a Sullana.

TANO BARTOLI

A parte de Teddy Cardama, otro de los entrenadores que también marcó época en Alianza Atlético, fue Sabino “El Tano” Bartoli, quien gritaba mucho y guapeaba a sus jugadores.

“El Pato González, Genel, García Panta eran los que más guapeaba, pero les ayudó bastante”, recalca Ramos, quien este año fue reconocido por la Liga Distrital de Fútbol de Sullana que preside José Zapata.

También recuerda que Mario Jaquet, Teddy Cardama y Rafo Castillo eran los entrenadores que tenían el horario de 12:00 p.m. a 2:00 p.m. con el objetivo que los jugadores puedan aguantar la hora real del partido.

“El futbol me dio muchas alegrías y muchos amigos que hasta hoy me recuerdan. El Campeones del 36 es parte de mi vida, pues la mitad de mi vida la pasé allí”, finalizó el servidor municipal.

 

 

 

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Sullana