Conéctate

Alianza Atlético

“Nosotros jugábamos por amor a la camiseta y a nuestro pueblo”.

Hablar de la historia de Alianza Atlético de Sullana es remontarse a 1936, cuando la selección de Sullana conformada por jugadores del cuadro churre, el Jorge Chávez y el Nacional lograron el título a nivel nacional al mando de Amador Agurto Coloma.

“Recuerdo que viajábamos en barco y nos demorábamos 7 días para llegar a Lima. Llegamos al puerto de Paita y luego pasamos a Sullana. Allí nos recibieron en la Municipalidad todas las autoridades de ese momento y la población. Había, niños y mujeres esperándonos. Fue algo muy bonito que jamás olvidaré”, fueron las primeras palabras con que Francisco Noriega More le narró su historia a nuestro director en noviembre del año 2010.

“Cuando jugamos el primer partido en Lima. La hinchada de allá se reían de nosotros y decían: Estos churritos van a jugar, pero luego de vernos jugar los primeros 20 minutos nos empezaron alentar”, agrega Francia, quien fue uno de los 8 jugadores que aportó Alianza Atlético a la selección de Sullana, la cual también fue integrada por los jugadores del Jorge Chávez y el Nacional del Barrio Norte.

AMOR A LA CAMISETA

Durante su estadía en la capital, los jugadores que conformaban la selección sullanera tuvieron que pasar muchas necesidades. Incluso hubo jugadores que estuvieron a punto de regresarse porque ya no tenían para solventar sus gastos.

“Todos corríamos con nuestro gastos. Por ejemplo yo era zapatero y me confeccionaba mis propios zapatos, porque lo único que nos daban era la camiseta. Nosotros jugábamos por amor a nuestro pueblo y a la camiseta” refirió Francia.

Tras el campeonato conseguido, los churres, como los llamaban los limeños regresaron a Sullana luego de una inolvidable despedida, donde la gente de Lima, los aplaudió, los vitoreo y les regalaron dinero en el sombrero de paja que ellos usaban. “Las hijas de los gamonales se morían por estar con nosotros, con estos cholitos monta burras decían los limeños.”, evocó Francia, como lo llamaban en el barrio.

Anécdota

“Cuando campeonamos en Lima nos dieron una medalla de oro, pero como estaba enamorado se la regalé a una muchacha que finalmente me dejó”.

Anécdota

“Cuando estábamos por regresar a Sullana, las hijas de los gamonales nos regalaron de todo, como nosotros usábamos sombrero de paja pensaban que les estábamos pidiendo dinero”

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Alianza Atlético