Conéctate

Alianza Atlético

¡Las Divisiones menores no son sólo para cumplir¡

Aunque es muy prematuro hablar de los resultados, el pasado fin de semana llegó el Juan Aurich de Chiclayo y nos demostró claramente cómo se debe manejar las divisiones menores. No tuvimos que ir hasta la capital, para notar la gran diferencia de un equipo y otro, pues con el simple hecho de observar a las delegaciones es suficiente.

Por una parte, los jóvenes jugadores que visten con mucha la ilusión la camiseta de Alianza Atlético llegaban por sus propios medios. Incluso, algunos pagando «maletera» para llegar y el otro equipo llegando con todos sus implementos deportivos.

Aquí no se puede exigir resultados a los jóvenes, cuando al frente tenemos un equipo consolidado y con años de trabajo. El Aurich no viene a improvisar, pues estamos seguros que la mayoría de jugadores tiene un sin número de torneos nacionales, torneos Creciendo con el fútbol y Copa Federativa, pues la alta competencia es lo que los hace grandes equipos.

Las divisiones menores no sólo para cumplir con lo que exige la federación, sino es la gran oportunidad que tienen los clubes para formar jugadores y luego tener su propia cantera como lo hacen los grandes clubes.

Jugadores hay por toda la provincia, pero ellos no tienen la oportunidad de estar en una convocatoria o quizás los 20 minutos que les dan no son suficientes para demostrar toda su habilidad y Benavente es un claro ejemplo.

Los torneos Creciendo con el Fútbol, Copa Federativa, los juegos escolares e incluso la Copa Perú son un buen escenario para observar a los jugadores, pero al igual que los anteriores años estoy seguro que no irán los “cazatalentos churres”.

Los equipos no se hacen en un mes y el año pasado la sub 15, la Sub 17 y la reserva fueron un claro ejemplo del trabajo improvisado, salvo la sub 17 que tuvo algunas actuaciones sobresalientes.

Este año las tres categorías, sin temor a equivocarme, van por ese mismo camino, salvó la Sub 17 que se aferra a algunas individualidades que empiezan a ganarse un nombre.

El camino aún es largo y esperamos que esto cambie por el bien de Alianza Atlético.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Alianza Atlético